Veracruz, México. (EFE).- Decenas de familiares de desaparecidos en el estado mexicano de Veracruz acudieron en las últimas horas a centros forenses para identificar si sus seres queridos se encuentran entre los restos de 174 personas hallados en una fosa clandestina.

Desde el jueves pasado, cuando la Fiscalía estatal dio a conocer el hallazgo de la segunda fosa clandestina más grande de esta región del este de México, el número de cráneos encontrados pasó de 166 a 174, según un informe oficial de la propia dependencia.

La nueva fosa se ubica en la comunidad de Arbolillo del puerto de Alvarado, en el Golfo de México, donde además de los cráneos fueron encontradas 144 credenciales de elector y más de 200 prendas de vestir, entre ellas de bebés y menores de edad.

Como parte de las tareas para poder identificar a las víctimas, la Fiscalía llamó a las integrantes de colectivos de familiares de búsqueda a hacer presencia en la Dirección de Servicios Periciales, donde en un video se les muestran las prendas de vestir.

Al menos 166 cráneos han sido exhumados en la fosas de Veracruz ubicadas recientemente. Foto: Fiscalía de Veracruz

En las últimas 48 horas, al menos cien familiares de personas reportadas como desaparecidas han acudido para tratar de ubicar prendas de vestir, sin embargo ninguna de las víctimas ha sido identificada.

“Había ropita de bebé, había mamelucos de bebé y ropita y trajecitos de tianguis (mercados) de esos que valen 25 a 30 pesos (unos 1,3 a 1,6 dólares)”, describió a Efe Elvira Gómez López.

La mujer, que lucha por encontrar a sus hijos Rodrigo y Juan de Dios Gómez, perdidos en 2013, lamentó el nivel de “maldad” que se rige en Veracruz para poder asesinar a “criaturas inocentes”.

“Mis hijos tenían 17 y 19 años. Entonces si se llevaron a un bebé de cuatro a cinco meses y se llevaron niños de cuatro a cinco años no me imagino yo lo que le pudo suceder yo a mis hijos, no me lo imagino”, agregó.

Esta fosa es la segunda más grande del estado, pues hace dos años los colectivos localizaron una en el predio Colinas de Santa Fe en el puerto de Veracruz, donde suman 295 cuerpos desenterrados.

Fotos: Cuartoscuro

VAN 163 FOSAS DE 2017 A LA FECHA

Al menos 163 fosas clandestinas han sido descubiertas en México desde el año 2017, y de ellas se han recuperado unos 530 cuerpos, informó el viernes la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En un comunicado, el órgano indicó que su reporte se basa en informaciones periodísticas, y comprende el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2017 hasta el 30 de agosto de este año.

De los cuerpos que se exhumaron de estas fosas, 54 fueron identificados y 476 quedaron sin identificar.

Los estados en los que se encontraron un mayor número de fosas, de acuerdo con los datos recabados por la CNDH, son Veracruz (37), Chihuahua (22), Sinaloa (22), Zacatecas (17) y Jalisco (14).

Por otra parte, en quince estados no se registró el descubrimiento de ninguna fosa.

A las cifras de este informe de la CNDH hay que sumarle la gran fosa clandestina en la que se encontraron al menos 166 cráneos y otros restos humanos en Veracruz, y que dio a conocer ayer la Fiscalía de dicho estado.

El órgano destacó que ve “con preocupación” cómo en muchas regiones del país se incrementan los hallazgos de fosas clandestinas, y por tanto, el número de cadáveres o restos humanos exhumados.

“El hallazgo de fosas clandestinas desafía y cuestiona las capacidades y recursos del Estado mexicano para dar respuesta a una situación que, con el paso del tiempo, se ha convertido en obstáculo” hacia una cultura de respeto a los derechos humanos, subrayó la Comisión en un comunicado.

Consideró que la “falta de procuración de justicia pronta y expedita”, sitúa a los familiares de desaparecidos en una situación de abandono y los revictimiza.

El pasado año, la CNDH publicó un informe en el que aseguró que en México se han hallado al menos 855 fosas clandestinas en la última década.

México acumula más de 37 mil  desaparecidos, de acuerdo con cifras oficiales.